Preguntas frecuentes sobre Toxina Botulínica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La toxina botulínica es una sustancia que tiene múltiples usos, pero en lo que se refiere a la Medicina Estética se utiliza para corregir arrugas con el fin de rejuvenecer el rostro.

Pero además, esta proteína purificada puede ser utilizada también como tratamiento preventivo ya que gracias a su aplicación es posible retrasar la aparición de los signos del envejecimiento.

Actualmente, la utilización de esta toxina está a la cabeza de los tratamiento estéticos en nuestro país, pero a pesar de que cada día contamos con más información al alcance de todos, aún es un tratamiento que transmite algunas dudas. Por ello, desde Clínica del Carmen queremos desvelar todos los secretos que este tratamiento pueda esconder y responder a las preguntas más planteadas por nuestros pacientes.

¿Qué es la toxina botulínica?

Exactamente es una sustancia cuyo objetivo es la relajación de los músculos de forma temporal. Así, lo que se consigue es la desaparición de las arrugas al evitar los movimientos tensos de las líneas de expresión. Gracias a este efecto se disminuye y atenúa la profundidad de las arrugas existentes y, además, se previene la aparición de otras.

¿En qué zonas puede ser aplicada?

La infiltración de la toxina botulínica se debe realizar siempre en el tercio superior del rostro. Está especialmente destinada para las arrugas de expresión: zona del músculo frontal, el entrecejo y la zona peri-orbitaria, comúnmente conocida como patas de gallo. Se trata de arrugas que se forman por la contracción natural de los músculos en los movimientos faciales.

¿Es doloroso el tratamiento?

Normalmente, puede percibirse una pequeña molestia que dura unos segundos durante la infiltración. Además, se puede usar una crema anestésica media hora antes así como aplicar hielo para insensibilizar la zona.

¿En cuanto tiempo serán visibles los resultados?

 Los resultados comienzan a hacerse visibles unas 48 horas tras su aplicación, manifestándose de forma plena al cabo de unos 10 días tras el tratamiento.

¿Qué duración tiene el tratamiento?

La duración del tratamiento variará según cada persona, pero lo normal es que tenga una duración mínima de entre 3 y 6 meses.

¿Cada cuánto es necesario repetir el tratamiento?

El tratamiento con toxina botulínica tiene unos efectos con una duración aproximadamente de entre 4 y 6 meses dependiendo de cada persona y su tipo de piel. Por esta razón, se recomienda repetir el tratamiento con la toxina botulínica cada 6 meses, es decir, unas dos veces al año. Sin embargo, con el paso del tiempo cada vez serán necesarias menos dosis de este material por lo que las sesiones serán más espaciadas en el tiempo.

¿Tiene algún efecto secundario?

En algunas ocasiones pueden generarse pequeños hematomas en la zona en la que se ha practicado la inyección. 

¿A qué edad se recomienda empezar este tratamiento?

Muchas veces no existe una edad determinada para comenzar un tratamiento de rejuvenecimiento facial. Dependerá del estado de la piel de cada persona y sus líneas de expresión. Además no hay que olvidar que la toxina botulínica también puede utilizarse con fines preventivos. 

En Clínica del Carmen somos especialistas en tratamientos de Medicina Estética. Contamos con un equipo médico de referencia en Canarias que te asesorará sobre el tratamiento de rejuvenecimiento facial que mejor se adapta a ti para que consigas el efecto que estás buscando en tu piel. Accede a nuestra tienda de salud y descubre nuestras promociones especiales sobre este tratamiento.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios recientes