¿Cuál es la mejor alternativa para la incontinencia urinaria y la relajación vaginal?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Las pérdidas involuntarias de orina producidas por el aumento de la presión abdominal, al toser, estornudar o simplemente al intentar hacer ejercicio, es una realidad que afecta cada día a más mujeres.

El cuerpo de la mujer y su zona genital pasa por distintas fases a lo largo de toda su vida. Los embarazos y los partos pueden originar distensión del suelo pélvico, pérdida de tono de las paredes vaginales, prolapsos, incontinencia urinaria de esfuerzo, cicatrices vaginales, perineales y en ocasiones dolor en el coito.

Pero también el descenso de los niveles de estrógenos en la menopausia puede producir adelgazamiento de la mucosa vaginal y vulvar (atrofia), pérdida de lubricación, cambios en el pH y disminución de las defensas. Como consecuencia puede provocar dolor durante las relaciones sexuales, mayor probabilidad de padecer infecciones vaginales y cistitis, entre otros muchos síntomas.

Situaciones como pérdidas de orina, sequedad vaginal o la disminución del placer en las relaciones sexuales no deberían normalizarse. Es posible mejorar estas situaciones y recuperar la calidad de vida que cada mujer se merece. Por ello, desde Clínica del Carmen queremos destacar que hoy en día preservar la salud va más allá de tratar una enfermedad y pasa por mejorar, con los medios disponibles, nuestra calidad de vida.

El láser CO2: la mejor alternativa para la incontinencia urinaria

El láser CO2 es una novedosa técnica recomendada para solucionar la incontinencia urinaria, y reconocida como la solución más avanzada para tratar además la atrofia y la relajación vaginal. Ambas dolencias son propias desde el inicio de la menopausia o también en pacientes que han recibido tratamientos contra el cáncer. Los síntomas que pueden aparecer son escozor, picor, disminución de la sensibilidad, molestias o dolor en las relaciones.

El tratamiento Gynelase con láser CO2 ayuda a regenerar las fibras de colágeno y elastina, aumentando la elasticidad de la vagina. Su índice de éxito es superior al 90% en mujeres con incontinencia leve o moderada.

Se trata de un procedimiento poco invasivo que no tiene efectos secundarios y se soluciona además en pocas sesiones (3 en total con intervalos entre cada una de 4 a 6 semanas).

La tecnología del láser CO2 consiste en la emisión de microimpactos de energía lumínica en el interior de la vagina, sobre la mucosa y la submucosa. Esto hace que se estimule la síntesis y la remodelación de colágeno y la producción de ácido hialurónico. Además también hace que aumente el grosor de la pared vaginal.

Al regenerar los tejidos vaginales y vulvares, aumenta la lubricación, la elasticidad y la turgencia de las paredes, siempre de forma precisa y segura, respetando los tejidos.

La técnica no es invasiva y se realiza íntegramente en consulta, indolora y volviendo a la actividad diaria de manera inmediata. Todo el proceso no dura más de quince minutos.

Las ventajas de este tratamiento son la rapidez, eficacia, seguridad y la ausencia de dolor. Además, en el mismo tratamiento se puede actuar sobre diferentes problemas. No tiene contraindicaciones y es compatible con cualquier otro tratamiento.

Desde Clínica del Carmen queremos animarte a visitar nuestra Tienda de Salud donde podrás encontrar promociones y ofertas especiales en el tratamiento para la incontinencia urinaria y la relajación vaginal. Confía en nosotros e infórmate de todo el proceso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios recientes