Consejos para el cuidado de las cicatrices

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Es importante mantener siempre una rutina de cuidado en nuestra piel para mantenerla hidratada y evitar enfermedades. Además, ante cicatrices hay que tener especial cuidado.

La erosión en la piel que nos provoca un corte, una herida o una incisión quirúrgica, es lo que conocemos como cicatrices. Esta huella en la piel es el producto del proceso de cicatrización. De manera natural, nuestro organismo usa un mecanismo de defensa para cerrar y reparar la piel. Lo que pretende es impedir que los tejidos queden expuestos a patógenos externos que puedan inducir una infección.

Desde Clínica del Carmen te damos estos consejos para tratar las cicatrices:

Seguro que habrás escuchado que debes cuidar siempre las cicatrices porque sino te quedará una marca en la piel. Cierto es que, si no ponemos especial cuidado en su cicatrización, quedará una huella para toda la vida. Por eso, ten especial cuidado y sigue estos consejos: 

  1. Limpieza: es importante que en los primeros días de la erosión en la piel, se lave con frecuencia esta zona con agua y jabón. De esta manera evitaremos posibles infecciones. También es importante secar esta zona con gasa o algodón y aplicar posteriormente un antiséptico. Después de la cura, es importante dejar la herida al aire libre para acelerar el proceso de cicatrización. Aunque esto también dependerá del tipo de herida, pues si es más grave será primordial taparla durante un tiempo.
  2. No fumar. Los compuestos que forman el tabaco son un acelerante de la sequedad y deshidratación de la piel. Si la piel se encuentra en un estado quebradizo y más fina, dificulta la cicatrización. Además, ralentizan la síntesis del colágeno, algo imprescindible para la regeneración de los tejidos fibrosos de la piel.
  3. No tomar el sol.  La piel que resulta tras finalizar el proceso de cicatrización es piel nueva, por lo que es más vulnerable a la radiación ultravioleta. Esto quiere decir que, si no la protegemos adecuadamente,  habrá una hiperpigmentación en esa zona, y se verá más oscura que la piel de alrededor. Por eso, hay que cubrirla con crema fotoprotectora independientemente de la estación.
  4. Hidratación. Hay que mantener la piel hidratada siempre para asegurar que se mantiene con elasticidad suficiente para regenerarse con facilidad. Para cicatrices, los productos más tradicionales son la rosa mosqueta y el aceite de argán. Sin embargo, para cicatrices más rebeldes es necesario consultarlo con un dermatólogo para hacer uso de productos más específicos.
  5. Otras ayudas. En casos donde ha resultado una cicatriz hipertrófica o demasiado pigmentada, algunos dermatólogos pueden hacer uso de láser para suavizar. Y en casos muy extremos, puede ser incluso necesaria la cirugía.  

En Clínica del Carmen, disponemos de una una unidad especializada en Dermatología. Nuestra unidad está formada por profesionales de gran experiencia en este sector. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y ¡Pide tu cita Online!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios recientes